PG – INFLUENCIA DE LAS EMOCIONES EN LA SALUD

 

Estamos convencidos que si adquirimos hábitos de vida sana -hacer ejercicio, alimentarse adecuadamente, no fumar, etc.- estamos haciendo mucho por nuestra salud; ¿pero dónde quedan las emociones negativas? ¿Pueden ser perjudiciales?No siempre somos conscientes de la repercusión que tiene en nuestras vidas el cultivo constante de emociones negativas, como son el pesimismo, el rencor, el odio, el resentimiento, la ira, la desesperación, la desilusión, el mal humor, la tristeza, el estrés excesivo… Por eso nos dimos a la tarea de averiguar de qué forma puede impactar en la salud los estados emocionales, y esto fue lo que encontramos.Conexión mente-cuerpo

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que más del 90% de las enfermedades tienen un origen psicosomático, lo que quiere decir que un proceso de origen psíquico, tiene influencia en lo corporal.

La medicina reconoce por lo tanto, que las emociones positivas potencian la salud, mientras que las emociones negativas tienden a disminuirla. Especialistas de la Universidad Complutense de Madrid explican lo siguiente: “Cuando nos encontramos bajo estos estados emocionales negativos -periodos de estrés-, es más probable desarrollar ciertas enfermedades relacionadas con el Sistema Inmune (como la gripe, u otras infecciones ocasionadas por virus), o adquirir determinados hábitos poco saludables, que a la larga pueden minar la salud. En cambio, el buen humor, la risa, la felicidad, ayudan a mantener e incluso recuperar la salud.”

Daniel Goleman, gran estudioso de la inteligencia emocional, ilustra lo que ocurre cuando una persona se enfurece en repetidas ocasiones: “Cada episodio de ira añade una tensión adicional al corazón, aumentando su ritmo cardíaco y su presión sanguínea. Cuando esto se repite una y otra vez, puede causar un daño, sobre todo debido a la turbulencia con que fluye la sangre a través de la arteria coronaria, con cada latido se pueden provocar micro desgarramientos en los vasos, donde se desarrolla la placa. Por eso, si su ritmo cardíaco es más rápido y su presión sanguínea más elevada como resultados de frecuentes estados de ira, tendrá mayor probabilidad de sufrir una enfermedad coronaria.”

Emociones que nos hacen bien

La otra cara de la moneda es mucho más prometedora. Las emociones positivas son aquellas que generan una experiencia agradable, como la alegría, la felicidad o el amor. De ahí que sonreír, ser positivo frente a la vida, tener buen humor, no dramatizar las dificultades, dominar la ira y permanecer sereno, sean blindajes muy efectivos contra las enfermedades.

El Dr. Ignacio Morgado, de la Universidad Autónoma de Barcelona, dice que “las emociones positivas mejoran el sistema inmunológico, reducen el estrés, nos hacen sentir mejor en general.” Incluso, la Dra. Karina Davidson, del Centro Médico de la Universidad de Columbia asegura que tener una actitud alegre reduciría el riesgo de padecer enfermedades cardíacas hasta un 22%. “Esto se debería a que la gente positiva padece menos estrés, por lo que suelen tener una presión arterial y un ritmo cardíaco saludables”.

Asimismo, las emociones positivas por lo general van acompañadas de hábitos de vida sana que mejoran el bienestar físico y mental.

Todo depende del “cómo”

Algo importante que vale aclarar, es que las emociones hacen parte de la vida, pues surgen como respuesta a las situaciones que a diario se presentan, la clave está en saberlas manejar, puesto que los problemas de salud no son producidos por las situaciones como tal, sino por la forma o la actitud con la cual se afrontan. Por este motivo es que los médicos explican que las características de la personalidad, y la manera de combatir el estrés, los conflictos, fracasos y frustraciones pueden potenciar o desarrollar diversas enfermedades.

En resumidas cuentas, acumular emociones negativas debilitan y desgastan a las personas. Esto las hace más vulnerables a las enfermedades. Por eso hay que cultivar mejor las emociones que benefician nuestra salud, y suprimir de nuestras vidas aquellas que nos intoxican.

PREGUNTAS PARA ANALIZAR

1. ¿Qué opina sobre el caso antes mencionado?

2. ¿Qué recomienda para evitar las emociones negativas?

Anuncios

15 thoughts on “PG – INFLUENCIA DE LAS EMOCIONES EN LA SALUD

  1. Si estoy de acuerdo en que las emociones forman parte del ser humano, sean positivas o negativas. No se pueden quitar, venimos con ellas. Por lo tanto debemos saber manejarlas, pero dependiendo de dónde crezcamos, de nuestro ambiente sabremos hacerlo. Hay personas que no saben cómo reaccionar ante un acontecimiento sea positivo o negativo y se deja llevar por el momento, por la circunstancia sin ver que quizás hirió los sentimientos de la otra persona. Se debe entonces tomar los acontecimientos con calma, pensar antes de actuar, saber resolver de la mejor manera posible, pues si sabemos reaccionar bien, le encontraremos la solución a todo, pero si no, entonces la desesperación y la angustia se apoderarán de nuestro cuerpo y no habrá armonía.
    El buen estado de ánimo debería de formar parte de nuestro organismo, pero por la rutina que a veces se lleva se olvida disfrutar de las pequeñas cosas que nos harán reir y gozar el momento.
    Se recomienda entonces para evitar las emociones negativas: Pensar en cómo voy a recibir las noticias, la calma es parte fundamental para pensar. Tengo derecho a ponerme triste pero también debo trabajar en esa emoción y reponerme. El control también es importante, así como el perdón. No guardar tanto rencor, egoismo, vanidad, ira, etc. pues solo enferman más. el perdón libera y sana. También es importante contar con la ayuda de un profesional que pueda ayudar con técnicas adeacuadas a controlar las emociones. Sentirse parte de éste mundo es importante también y pensar que como ser humano se pueden cometer errores, pero que como parte del aprendizaje se puede aprender de ellos. Evitar confrontaciones que solo puedan herir y ser herido.

  2. 1. ¿Qué opina sobre el caso antes mencionado?
    Supongo que la mayoría podríamos estar de acuerdo al respecto de los beneficios que sobre la salud, puede tener una buena actitud.
    Sin embargo, el problema que yo veo radica en la poca inteligencia emocional que generalmente manejamos. Es decir, no siempre reaccionamos de manera adecuada ante los diversos desafíos que nos presenta -no solo la vida-, sino la convivencia misma con otras personas.
    El estilo y ritmo de vida al que nos vemos sometidos puede fácilmente ser el detonador de grandes dosis de estrés. Por ejemplo: la típica familia donde los padres deben madrugar para asegurarse de que sus hijos estén listos para asistir al colegio, luego apresurarse para llegar al trabajo, trabajar bajo presión para cumplir con las metas empresariales o los objetivos de la organización.
    Después de esto, correr para recibir a los hijos del colegio, almorzar de prisa y volver al trabajo, bregar con las envidias, los chismes e insidias que no faltan en ningún circulo laboral e inclusive de amistad, para luego regresar sumamente agotados a casa para revisar las tareas, escuchar a los miembros de la familia, tomar decisiones, escuchar peticiones, solucionar problemas y hacer los preparativos para el día siguiente.
    Me parece que la capacidad (civilización) que hemos logrado desarrollar para resolver conflictos de manera pacífica y racional, se ha visto grandemente afectada por el trajín de cada día. El temor con que vivimos debido a la violencia y la incertidumbre del mañana, seguramente afectan de manera directa, no solo nuestro estado de ánimo, sino particularmente nuestro sistema inmunitario; volviéndonos más susceptibles de contraer infecciones, enfermedades virales, problemas cardiacos, malos hábitos alimenticios, falta de ejercicio, y algo que en los últimos años ha mostrado un gran incremente, las enfermedades autoinmunes.

    2. ¿Qué recomienda para evitar las emociones negativas?
    Considero que es importante recalibrar nuestros intereses y cambiar el orden de nuestras prioridades, confiriéndole mucha más importancia no solo a nuestra salud y bienestar físico, sino también al bienestar espiritual, a la familia y a uno mismo.

  3. Es lógico que el organismo reacciones ante los estímulos ya sean positivos y negativos, esto se debe a que el organismo trata de equilibrar los procesos biológicos, llamando homeostasis, pero cuando los estimulo son recurrentes, crónicos y mantenidos, que sobrepase la capacidad de control del medio interno, produce una serie de afecciones. La importancia ocurre sobre las emociones, que es producto de este estimulo externo, sobreañadido a una mala calidad de vida como por ejemplo el sedentarismo, hábitos tóxicos, etc. Es por eso que debemos de tener un estilo y modo de vida que tal podamos enfrentarnos a estos estímulos negativos y asi tener una calidad de vida saludable. La importancia de la búsqueda de ayuda terapéutica nos ayudar en gran medida, además de otras actividades que nos ayuden…

  4. 1. ¿Qué opina sobre el caso antes mencionado?

    En primer lugar las emociones efectivamente forman parte de neustra vida diaria, de nuestra personalidad y de todo cuanto hacemos, imaginemos una vida sin que se pudieran expresar los sentimientos no tendria ningun sentido, finalmnete las emociones son como la pimienta que le da sabor a la comidad, pero tambien hay que entender que esta parte emocional es uno de los elmentos que el hombre posee y lo hacen ser diferente a los demas.

    Pero tambien el ritmo de vida de cada persona lo predispone a genera mas emociones negativas que positivas, ya que desde que nos levantamos estamos ya estresandonos pensando que ya esta tarde,, si llegamos a tiempo al trabajo, cuales son los problemas que nos esperan, que desayunaremos el dia siguiente, que trabajos o tareas tendremos, si nos ira bien o mal en la universidad, si encontraremos todo en orden o no etc.

    todo esto nos carga de energia negativa y por otro lado tambien el cargarnos con la maleta de los demas cargarnos de sus problemas nos hace tambien hacer nuestro esos problemas.

    todo eso nos carga emocionalmente y de forma negativa. como parte de nuestra INTELIGENCIA EMOCIONAL

    2. ¿Qué recomienda para evitar las emociones negativas?
    Aprender y adaptarnos a las sircusntancias INTELIGENCIA EMOCIONAL

  5. Respecto a a primera pregunta, sobre qué opinión merece el caso:

    El ser humano está cargado de estímulos tanto internos como externos, mismos que le acompañan en su diario vivir. Estas fuerzas conjuntamente actúan de manera particular en cada individuo y este a su vez se ve influenciado o rodeado de sus propias circunstancias, lo que lo hace vulnerable a las situaciones que se le presenten. Por lo tanto, necesita reconocer sus emociones, pues muchas personas no saben qué están sintiendo y esta situación causa un impacto que perjudica su salud física, mental y social, ocasionando daños personales que repercuten en las personas que le rodean. Estos daños se ven reflejados en la conducta del individuo, puede ser gritar, pelear, llorar o golpear o por el contrario retraído, antisocial, tímido, callado. Es decir, la conducta de este refleja en cierto momento de su vida el alma, aquella que puede padecer silenciosamente o gritar sin importar a quién o sobre quién recaigan los daños. Este mal, es el que actualmente tiene al mundo como está. El no saber identificar un sentimiento (algo que pareciera tan sencillo pero no lo es), limita la capacidad de comprensión tanto de la persona que tiene el sentimiento, como del que percibe la conducta antisocial. El reconocimiento de los sentimientos es parte fundamental de la formación de una persona y nace en el seno familiar, cuando el niño es orientado de manera adecuada en los sentimientos y emociones que le acompañan, es decir, comprender su sufrimiento, compartir su alegría, entablar diálogos entre padres y hermanos acerca de el sentir de cada miembro de la familia. Hoy en día continua el fomentar el machismo y feminismo que reprimen el corazón y la mente de los hombres y mujeres: (“los hombres no
    lloran”, los hombres son fuertes” , “las mujeres no deben demostrar debilidad”, “el mundo es de las mujeres fuertes”,etc.) Este tipo de comentarios van formando una idea equivocada en las personas y con esto sociedades incapaces de amar. La madurez y la vida, permiten a muchas personas superar estas dificultades, pero otras menos afortunadas se enferman y enferman su ambiente. Esto es, en el caso de la enfermedad social, en el caso de las enfermedades de alteraciones químicas cerebrales, también se padece seriamente, pero no debe diferir el abordaje, pues la persona debe estar formada, como ya se planteo anteriormente, para tener la confianza de platicar o contarle a otros que se siente triste, deprimido o desgastado.

    2. Las sugerencias que pueda emitir a este punto, se apegan de nuevo a la formación de hombres y mujeres con carácter, capaces de enfrentar la vida independientemente de sus circunstancias, capaces de aceptar que sus decisiones le acarrearan consecuencias, que no siempre serán las mejores haciéndole frente a las mismas. Sentimientos como el amor, la paciencia, la cordura, son enseñados desde los primeros años de vida, así como también se enseña y se hereda los sentimientos negativos que a la persona le puedan acompañar y que dan como resultado, sociedad corrompidas y destruidas por el propio hombre y su incapacidad para mediar con sus semejantes. Es por eso que debe prevenirse esto enseñando con el ejemplo desde los primeros años de vida.
    Las enfermedades y trastornos psiquiátricos que atacan a las emociones de un persona, deben ser tratadas con responsabilidad y bajo la tutela de profesionales especializados, los cuales conjuntamente con la familia cuidaran del enfermo dentro de los parámetros y cuadro clínico que padezca.
    La demanda y carga del día a día es inevitable, pero esta se puede aminorar cuando se escucha música que sea de agrado, se come comida hecha en casa (hay tiempo, siempre hay tiempo para llevar una lonchera nutritiva al trabajo), se bebe agua pura o si es necesario, se hacen estiramientos en ciertos periodos del día, se platica con los amigos o amigas (sobre esto hay un artículo de como se ha estudiado en mujeres que platicar entre ellas ayuda emocionalmente), se ve un programa de televisión que sea de agrado, se lee un libro que sea de su agrado (no sólo material de estudio o trabajo, utilizar la lectura recreativa), se toma un te o café, se puede rezar, orar o meditar (según su religión o filosofía de vida), se baila, se canta, se ríe a carcajadas, participa de charlas diversas. Es decir tomarse un respiro del día a día, dentro del día a día, ayuda a que la mente se disperse y respire para pensar bien y mejor.

  6. Me parece un tema bastante importante,puesto que muchas veces el ser humano trata de ver solamente las consecuencias, descuidando las causas, y con el contenido de los apsectos psicosómaticos viene a mi mente la anécdota del ¿por qué? los niños en edades de hasta 12 años mojan la cama, y como no existe otra forma de parte de ellos de expresar su inconformidad con las acciones de sus padres por ejemplo: que pelean constantemente, que no le ponen atención, que se sientan inferiores a un compañero del colegio o incluso de sus demás hermanos, la emoción es mojar la cama (tienden a orinarse mientras duermen), para así poder llamar la atención como diciendo “aquí estoy”, “existo”, yo pdría decir que el estado emocional es netamente circunstancial,porque cuando estoy riendo con mis amigos experimento cierto tipo de emoción, contraria al comportamiento que debo guardar en un almuerzo familiar, también podría mencionar que muchas veces las emociones son basadas en aspectos que requieran responsabilidad como el llegar puntual a laborar, preparación de agendas de trabajo.
    En ciertas ocasiones sucede que por no tener las horas indispensables o sugeridas para dormir, nos levantamos de mal humor, reclamando el porque tenemos que trabajar o cuanto tenemos que hacer, desde ese momento estamos empezando a complicarnos la existencia y peor aún a los que nos rodean. Sin embargo con el paso del tiempo aprendemos de nuestros errores y eso nos da cierta fortaleza para que podamos revertir estas emociones dañinas y sepamos vivir la vida con entusiasmo, agradecidos porque tenemos un empleo, por la salud y porque podemos ayudar a los demás.

    1. ¿Qué opina sobre el caso antes mencionado?
    Demasiado interesante, porque al momento de estar escribiendo y comentando me pude dar cuenta de muchos acontecimientos en mi vida que si no me lo hubiera propuesto todavía estuviera renegando porque me pasó o en el peor de los casos guardando rencor o incluso odiar a personas que influyeron en pasar tragos muy amargos.

    2. ¿Qué recomienda para evitar las emociones negativas?
    Aprender que debemos amar lo que nos gusta hacer y hacer las cosas que amamos con alegría, entusiasmo, dedicación.

  7. Respecto a la primera pregunta, creo que no es fácil para el ser humano controlar sus emociones y como tal es imposible eliminar del todo las emociones negativas, por lo que considero que puede que éstas también ayuden al buen funcionamiento del sistema de salud de una persona, ahora, sabemos que todo en exceso es malo, creo que ser demasiado alegre también puede tener efectos dañinos en nuestra salud, llegando a la conclusión de que las emociones no son malas, sean positivas o negativas, lo ideal es saber hasta dónde llegar con ellas, cual es el límite para no hacerle daño a nuestra salud.
    Ahora hablando de esto, podemos incluir la segunda pregunta, con la cual no estoy de acuerdo en un 100%, ¿Por qué?, porque considero que las emociones negativas no se deben de evitar, uno no puede perder a un ser querido y hacer de cuenta que nada ha pasado solo por tener una buena salud, pero si sabemos que para todo podemos designar un tiempo determinado, tiempo para reír, tiempo para llorar, tiempo para descansar y así para cada cosa que pase en nuestra vida, lo ideal sería poder controlar estos tiempos para llevar una vida de calidad.

  8. 1). Efectivamente el ser humano esta propenso a sufrir alguna u otra alteración física a raíz de sentimientos, emociones, deseos, entre otros, hoy en día se presenta la difícil situación de tomar decisiones de forma inmediata o al menos la “mas prudentes”, esto debido al crecimiento de actividades que desarrolla un individuo en un entorno familiar o individual, en la actualidad el estar viviendo el día ya significa un incremento de estrés, incluso personas que no trabajan (Pero con el deseo de hacerlo), están de igual manera estresadas o quizá peor, esto como bien sabemos representa alteraciones directas con el sistema circulatorio afectando principalmente al corazón y otras como la parálisis, actualmente y hasta donde sé, no se conoce del todo el funcionamiento del cerebro, por lo que es difícil cuantificar los problemas que puedan tener las emociones en nuestros sistemas humanos, sin embargo a pesar de esto la OMS si acepta la relación que existe entre mente y físico, por lo que apoya los tratamientos terapéuticos sobre estas situaciones como medida de prevención a enfermedades o complicaciones del cuerpo humano.

    2) Realmente yo cambiaría la pregunta a ¿Qué recomienda para evitar las emociones fuertes?, no sé si pueda estar equivocado pero considero que tanto las emociones negativas como positivas tienen un efecto colateral en nuestro funcionamiento físico, mental y espiritual, aunque se ha demostrado que es necesario tener un alto índice de enfermedad o complicación para que una emoción pueda dar punto final a la vida de un ser humano, cosa que también puede ser causada por constantes emociones fuertes hasta llegar al colapso de nuestro sistema, comparto que la alegría es mucho mejor que la tristeza, pero siempre y cuando podamos utilizar nuestra inteligencia emocional para controlar cada una de estas emociones, una alegría podría terminar en paro cardiaco al igual que una tristeza, después de este argumento considero que la principal herramienta para poder combatir este tipo de emociones es el trabajo de familia desde temprana edad, un niño que comparte sus emociones las podrá compartir más adelante con su círculo de amigos, fraccionando esta emoción y trasmitiéndola en pequeñas partes a todos los demás, quedándose con una pequeña parte que será mucho más fácil para el asimilar y controlar.

  9. Lamentablemente hoy en día se vive constantemente en modo “ALERTA”, lo cual a muchos, nos tiene en un estado de alteración total, esto si lo vemos desde el aspecto social, pero no vayamos tanto a lo “macro” concentrémonos en la base fundamental de la sociedad “La Familia”, termino que muchos de nosotros aprendimos en la primaria. Hago mención a este punto ya que es en el núcleo familiar donde se promueve o no a que exista salud no solo emocional, la física también. Todos hemos recitado o tan siquiera escuchado la famosa frase “Los problemas de casa se quedan en casa y los del trabajo en el trabajo” etc. etc., pero también es cierto “no buscamos a quien no las debe si no a quien no la pueda pagar”, al final esto se convierte en una bola de nieve.
    No somos capaces “en la mayor parte del tiempo” de reflexionar nuestras palabras, nuestras actitudes inclusive hasta un simple gesto, como será tomado por la persona que vive con nosotros no digamos al desconocido que se sentó a nuestro lado en cualquier ambiente. Para muchos en su chip las palabras tales como felicidad, amor, respeto, honestidad, sinceridad ya no están integradas, y por ello vivimos como autómatas y es bien sabido que las maquinas no tiene emociones. y esto me recuerda un párrafo de la canción Verbo no sustantivo de Arjona “de mi barrio la mas religiosa era doña Carlota y me pincho cien pelotas” Nuestros hechos deben de estar íntimamente ligados a nuestros pensamientos y sentimientos, “Primero pienso luego actúo” la mayor parte del tiempo es al contrario En fin, para que exista salud mental, emocional y física debo de estar consiente de lo que esas palabras significan para mi, trasmitirlas a mi núcleo familiar para que luego sean traducidas en los diferentes ambientes en los que nos movemos.

  10. Definitivamente somos personas que no podemos dejar a un lado las emociones sin que nos afecte psicológicamente o físicamente. Y con respecto al caso, pues si es muy cierto que nosotros nos sentimos claramente influidos y que actuamos mucho mejor cuando las emociones son positivas. Esto hace que nuestra reacción sea agradable a los demás. Para evitar emociones negativas, pues creo que de principio no se pueden evitar, porque son reacciones ante situaciones de espontaneidad, por lo mismo lo único que nos queda es trabajar para hacer que no nos afecten tanto y que las personas que nos rodeen tampoco puedan percibirlo. Y todo esto lleva a que debemos de ser conscientes de reconocer que estamos ante una situación o momento negativo en nuestra vida y que debemos afrontarlo con la mayor prontitud posible, no dejando de ver que se debe de realizar de manera tranquila.

  11. 1.- El ser humano es un ser 100 % emocional. Las emociones positivas y negativas forman parte de nuestro diario vivir. Las emociones que consideramos positivas, pueden en determinado momento levantarnos para seguir adelante. Las emociones negativas, pueden marcarnos y deprimirnos y provocar depresiones, autovaloraciones negativas. Va a depender de nuestra inteligencia emocional, para darle un giro a las emociones negativas y convertirlas acciones positivas. Que quiero decir con eso? Hay personas que de las emociones negativas sacan lo positivo y las utilizan para demostrar que pueden hacer las cosas, y que pueden salir adelante, aunque siempre queda marcada como una emoción negativa por el recuerdo que el sentimiento que estuvo inmerso al recibir el estímulo, ha dejado en nuestra memoria. El comportamiento humano se basa en las emociones. De acuerdo a los estímulos recibidos, así será la respuesta que cada uno proporcione, pero las emociones negativas (a las que generalmente le ponemos mas atención), marcan la vida de las personas y por ende así va a ser su actitud y comportamiento. Van a impedir que se realice como persona y que busque sus ideales, siempre pensando en los comentarios que pueda recibir de los demás. Las emociones positivas, van a provocar que todo se vea con positivismo, altruismo, con energía para realizar algo, sin importar los comentarios ajenos.

    2.- No podemos evitar las emociones negativas. La independencia emocional es clave, ya que con ella, nos liberamos de las emociones negativas, tenemos nuestro propio criterio, priorizamos y nos damos cuenta que lo negativo afecta a nuestra salud física y mental.

  12. Considero que las emociones responden a lo que ocurre en nuestro diario vivir por ello es que existen emociones negativas y positivas por que siempre hay tristezas y alegrías, ajustes y desajustes yo, me atrevo a manifestar que todo depende de la ACTITUD que tengamos, porque no podemos perder el tiempo en cuestiones negativas, si tomamos en cuenta que LA VIDA ES CORTA por lo tanto tenemos que aprovecharla y no permitir que todo lo negativo destruya nuestras emociones positivas. HAY QUE VIVIR LA VIDA SANAMENTE. ¿y esto en donde inicia?, queriéndonos a nosotros mismos y si nos vamos a querer a nosotros mismos así vamos a querer a los demás.

  13. Pienso que actuar de manera responsable dentro de las actitudes que a nosotros mismos atañe es una situación un poco complicada, puesto que vemos las situaciones de manera diferente, ya que tratándose de nosotros vemos como una barrera que pensamos no nos atañe, y pensamos que eso de hacer ejercicio o tratar de llevar una dieta sana o alimentarse adecuadamente, no fumar, etc.- es para ,los demás, sin darnos cuenta que si nosotros asumimos ese papel, estamos haciendo mucho por nuestra salud; ¿pero dónde quedan las emociones negativas? ¿Pueden ser perjudiciales? No siempre somos conscientes de la repercusión que tiene en nuestras vidas el cultivo constante de emociones negativas, como son el pesimismo, el rencor, el odio, el resentimiento, la ira, la desesperación, la desilusión, el mal humor, la tristeza, el estrés excesivo… Pensamos en situaciones constantes que a todo mundo le suceden, menos a nosotros, consideramos ser capaces de ver a través del cristal que los demás ven, pero en algunas ocasiones sería bueno ver, dentro de nuestro espejo, el que en realidad refleja lo que somos, y mohatrarle al mundo lo que sufrimos, lo que en realidad nos duele y muchas veces lo que por temor escondemos de nosotros mismos.
    Pienso que si, todo lo que en algún momento nos afectó emocionalmente en la actualidad repercute en nuestro ser en nuestro sentir y sin darnos cuenta influye en nuestras vidas, pero me pregunto como cambiar esas situaciones, como hacer que esas situaciones ya no duelan, que te dejen de importar todos esos acontecimientos negativos, es algo imposible, nunca dejarás de hacer que los malos recuerdos acudan en el momento menos esperado y que te vuelvan a impactar de la misma manera, el dolor está constante y siento que siempre estará ahí.
    La medicina reconoce por lo tanto, que las emociones positivas potencian la salud, mientras que las emociones negativas tienden a disminuirla. Especialistas de la Universidad Complutense de Madrid explican lo siguiente: “Cuando nos encontramos bajo estos estados emocionales negativos -periodos de estrés-, es más probable desarrollar ciertas enfermedades relacionadas con el Sistema Inmune (como la gripe, u otras infecciones ocasionadas por virus), o adquirir determinados hábitos poco saludables, que a la larga pueden minar la salud. En cambio, el buen humor, la risa, la felicidad, ayudan a mantener e incluso recuperar la salud.”
    Daniel Goleman, gran estudioso de la inteligencia emocional, ilustra lo que ocurre cuando una persona se enfurece en repetidas ocasiones: “Cada episodio de ira añade una tensión adicional al corazón, aumentando su ritmo cardíaco y su presión sanguínea. Cuando esto se repite una y otra vez, puede causar un daño, sobre todo debido a la turbulencia con que fluye la sangre a través de la arteria coronaria, con cada latido se pueden provocar micro desgarramientos en los vasos, donde se desarrolla la placa. Por eso, si su ritmo cardíaco es más rápido y su presión sanguínea más elevada como resultados de frecuentes estados de ira, tendrá mayor probabilidad de sufrir una enfermedad coronaria.”
    Emociones que nos hacen bien
    La otra cara de la moneda es mucho más prometedora. Las emociones positivas son aquellas que generan una experiencia agradable, como la alegría, la felicidad o el amor. De ahí que sonreír, ser positivo frente a la vida, tener buen humor, no dramatizar las dificultades, dominar la ira y permanecer sereno, sean blindajes muy efectivos contra las enfermedades.
    El Dr. Ignacio Morgado, de la Universidad Autónoma de Barcelona, dice que “las emociones positivas mejoran el sistema inmunológico, reducen el estrés, nos hacen sentir mejor en general.” Incluso, la Dra. Karina Davidson, del Centro Médico de la Universidad de Columbia asegura que tener una actitud alegre reduciría el riesgo de padecer enfermedades cardíacas hasta un 22%. “Esto se debería a que la gente positiva padece menos estrés, por lo que suelen tener una presión arterial y un ritmo cardíaco saludables”.
    Asimismo, las emociones positivas por lo general van acompañadas de hábitos de vida sana que mejoran el bienestar físico y mental.
    Todo depende del “cómo”
    Algo importante que vale aclarar, es que las emociones hacen parte de la vida, pues surgen como respuesta a las situaciones que a diario se presentan, la clave está en saberlas manejar, puesto que los problemas de salud no son producidos por las situaciones como tal, sino por la forma o la actitud con la cual se afrontan. Por este motivo es que los médicos explican que las características de la personalidad, y la manera de combatir el estrés, los conflictos, fracasos y frustraciones pueden potenciar o desarrollar diversas enfermedades.
    En resumidas cuentas, acumular emociones negativas debilitan y desgastan a las personas. Esto las hace más vulnerables a las enfermedades. Por eso hay que cultivar, mejor las emociones que benefician nuestra salud, y suprimir de nuestras vidas aquellas que nos intoxican.

  14. El ser humano vive y es producto de las circunstancias vivenciales diarias que le toca vivir de las cuales es el responsable direto en la mayoria de los casos y que provocan en el una serie de sentimientos y emociones ante las cuales reacciona de diferentes maneras producto del entendimiento de su ´propia realidad, siempre he creido que el que el ser humano entienda de mejor manera su entorno tiene mucha relación con los procesos de aprendizaje al que se haya visto sometido, pues el conocimiento puede ser una herramienta para entender y cambiar nuestra realidad dependiendo de nuestros intereses y necesidades, ya que en la vida siempre nos tocara experimentar emociones agradables y desagradables que se convertiran en negativas y positivas dependiendo de la perspeacativa de donde la veamos y el impacto que pueda causar en nuestras vidas.

    Las emociones negativas desafortunadamente siempre seran paratea de nuestro diario vivir ´pero consideero que taenemos la capacidad de minimizar su impacto y preponderancia en nuestra vida siempre quie hagamos uso de nuestra capacidad de razón para poder manejarlas de tal manera que puedanm causar el menor daño e impacto en nuestras vidas.

  15. 1. ¿Qué opina sobre el caso antes mencionado? Las emociones ya sean positivas o negativas repercuten directamente en nuestro organismo, si son emociones positivas puede que uno tome decisiones apresuradas como comprar algo que no sea realmente necesario, otras emociones negativas nos podrían conducir a herir a las personas o incluso a nuestros seres queridos, creo que es importante relajarnos y analizar amplia y detenidamente nuestras decisiones o prioridades, siendo coherentes económicamente, socialmente y emocionalmente.
    Cuando tenemos un objetivo importante que alcanzar, trabajamos diariamente en el, eso nos motiva y nos ilusiona, por lo que las emociones negativas que vivimos a diario afectan menos nuestra salud.
    Lo más importante en nuestra vida es la ACTITUD POSITIVA con la que afrontamos nuestras emociones.

    2. ¿Qué recomienda para evitar las emociones negativas? Sabiendo que las emociones negativas son altamente destructivas y que es imposible mantener una vida feliz y exitosa, debemos cerrar las puertas a emociones como miedo, envidia, ira, sentimiento de inferioridad, autocompasión, estas nos quitan la energía física y emocional, entonces nuestra prioridad es eliminarlas para no tener su influencia negativa.
    Debemos convertir nuestras emociones negativas en constructivas dirigidas a dar solución a los problemas, con lo cual tendremos sentimientos optimistas para alcanzar nuestas metas y objetivos en la vida, tendremos actitud renovada positiva.
    El sentimiento de tristeza es distinto cuesta mas sacarlo, algunos quieren hablar otros prefieren escribir, compartir nuestros dolores con alguien más libera esas tensiones o escribirlos en una agenda y al final escribir otras frases que si nos hagan sentir bien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s